El fino arte del té!
 
(0 item) - $ 0,00

No tiene artículos en su carrito de compras.

 

Beneficios reales del té

 

Todos los tés vienen de la misma planta, la camelia sinensis, las características y tipos de té dependen de la forma en que las hojas son recogidas, procesadas, fermentadas, secadas y selladas. Existen, en general, dos familias de té, los fermentados y los no fermentados. Dependiendo del proceso por el que pasen las hojas de té, serán clasificadas en una de cinco clases de té: Té blanco, Té verde, Té Oolong o azul, Té negro y Té rojo. 

Todos los tés contienen sustancias benéficas para el organismo de una u otra forma, por ejemplo el flúor, que es bueno para los dientes. Los tés contienen cafeína o teína, algunos en proporciones minúsculas y otros en mayores cantidades. Todos tienen antioxidantes, que son agentes que inhiben los procesos de oxidación de las células del cuerpo, manteniéndolas jóvenes y sanas. El té, en todas sus presentaciones, es un adelgazante y diurético natural, pero hay unos cuyas propiedades son más intensas. El té es refrescante debido a que es levemente vasodilatador y está demostrado que tiene sustancias que mejoran la memoria. Pero por encima de todo, el té es una bebida deliciosa, que genera una sensación relajación y bienestar.

Es importante saber que un té no se debe dejar en infusión por más de un (1) minuto, ya que esto arruina su sabor, liberando grandes cantidades de taninos que lo estropean, volviéndolo amargo. El té es intrínsecamente dulce, si al preparar una taza, siente que la bebida está amarga o desagradable, significa que el té estuvo demasiado tiempo en el agua. Otro consejo trascendental es que el té no se debe preparar en agua hirviendo, pues esto lo oxida y lo vuelve amargo también. Lo ideal es agua a una temperatura promedio de 80 - 85 ºC o lo suficientemente caliente para no quemarse al probarlo. 

Existe la noción que los tés deben prepararse a distintas temperaturas, esto sin embargo es falso, pues en altas temperaturas el té libera una gran cantidad de taninos. Los taninos en pequeñas dosis previenen la absorción de metales pesados en el sistema digestivo, pero en altas cantidades producen estreñimiento.

Recuerde que en ArtTé®, traemos tés de la mejor calidad, por esto, nuestros tés dan para más de una infusión, con una sola porción de té, podrá disfrutar de hasta 3 tazas.

 

Té Blanco

El té blanco o baicha en mandarín, es el más fino de todos los tés y es conocido en oriente como “El té de la eterna Juventud” o “el Emperador de los Tés”, esto se debe a que tiene el mayor contenido de antioxidantes. En la antigüedad, este té era reservado para la familia imperial y fue inicialmente producido para la dinastía Tang (618-907 a.d).

El té blanco que ofrecemos en ArtTé® es de la más alta calidad, sus finas hojas son los capullos de la planta, las hojas más jóvenes, que aún conservan una tonalidad clara y una pelusita blanca. Estas hojas son recogidas durante la primavera a mano y secadas al instante. Notará que tiene un aroma tenue y aterciopelado; ya en infusión muestra un color blancuzco con visos dorados o verdes; un olor delicado y una textura suave y cremosa, pasajera en la boca.

 

Té Verde

Es uno de los tés más conocidos y estudiados a nivel mundial por sus numerosas bondades, como sus propiedades antioxidantes, relajantes y antiinflamatorias. Existen estudios que afirman la capacidad de este té para mejorar la concentración y la memoria. Una característica muy importante del té verde es la gran cantidad de antioxidantes que contiene, que mantienen la juventud de las células del cuerpo; además tiene poca teína y es un diurético natural. Esto permite que sea una bebida de alto consumo sin efectos secundarios como el insomnio.

El té verde, ya sea en leyenda o en relatos históricos, ubica su consumo desde hace más de 4000 años en China, ha sido usado como una bebida y como medicina tradicional a través de los siglos. Debido a la gran variedad de tés verdes que existen es imposible dar un sólo nombre, ya que el tipo de suelo, la forma de ser recogido, procesado y su ubicación geográfica afectan de manera directa su sabor y color. Sin embargo, se puede decir una cosa del té verde: las posibilidades son ilimitadas y la complejidad de sus fragancias y sabores dan para disfrutar esta variedad por muchos años.

En ArtTé® traemos una gran variedad de tés verdes, todos de la más alta calidad y en hoja suelta. Las hojas del té verde son de las más jóvenes de la planta y después de ser recogidas a mano, pasan por un proceso de sacado y tostado. Encontrará que este té tiene un color verdoso y que es levemente tostado. En infusión mantiene su tonalidad verdosa clara y un sabor suave y vegetal.

 

Té Azul o Oolong

 El té Oolong, o Wulong en mandarín, es conocido como la “Champagne” de los tés debido a su fermentación corta. Muchos también le dan el nombre de Té Azul. Éste se encuentra justo en el medio de la categoría del té verde y la del té negro, compartiendo características de ambos. Se considera a cualquier té como Oolong cuando su índice de fermentación esta entre el 8% y el 85%, debido a esto y a las condiciones de fermentación, no hay dos Oolongs iguales y la variedad de sabores es inimaginable, desde una fragancia suave y perfumada, hasta un sabor y cuerpo robusto.

Los tés Oolong, dependiendo de cada tipo, se caracterizan por ser suaves o muy profundos y fuertes, siempre con un sabor único para cada tipo. Mantienen una buena cantidad de antioxidantes y un sabor vegetal como la del té verde, pero su proceso de fermentado les proporcionan también una leve cantidad de teína y un sabor perfumado y robusto, similar al del té negro.

 

Té Negro

El té negro es el más utilizado y conocido a nivel mundial debido a su sabor fuerte y perfumado. Éste es un té con mucho cuerpo y tiene altas cantidades de teína, lo que lo hace ideal para beber por las mañanas. Mal preparado es amargo, sin embargo, una buena infusión de té negro es dulce, con texturas maltosas profundas, toques ahumados y un sabor y aroma incomparables. Es uno de los tés más mezclados con sabores en el mundo.

Al igual que el resto de los tés, el negro es diurético, antiinflamatorio y benéfico para el sistema cardiovascular. En su proceso de fermentación controlada el té negro recibe sus característica particulares de cuerpo y sabor. Podrá observar que sus hojas tienen un color oscuro, son tostadas y crujientes. Una vez en infusión tiende a resultar en una bebida de tonalidad ámbar, dorada o café rojiza.

El tema del té descafeinado es muy popular en el mundo del té, y particularmente en el té negro, sin embargo, queremos aclarar algo: Todos los tés liberan su cafeína en la primera infusión, si desean beber té negro sin las consecuencias de la cafeína, recomendamos que descarte la primera infusión luego de los primeros 30 segundos, esto elimina la cafeína y podrá disfrutar del delicioso sabor de esta familia de tés, sin sufrir consecuencias como el insomnio.


 

Té Rojo

El té rojo o "Pu–Erh" recibe su nombre de la región de China en la que fue concebida esta bebida inicialmente, en Pu’er de la provincia Yunnan. De este té existen varios estudios realizados a nivel internacional que confirman sus propiedades benéficas y principalmente sus agentes adelgazantes. El Pu-Ehr tiene un sabor muy particular, con notas parecidas al té negro, sin embargo predominan los aromas dulces y terrosos, ligeramente ahumados con sensación sedosa. Este té es poco conocido en la cultura occidental, ya que lo que se conoce como "té rojo" es en realidad una variedad de té negro, que en infusión es más rojiza.

El Pu–Ehr es un té de hoja suelta que tiende a ser muy oscuro y menos tostado que otros. Tiene una fragancia profunda y húmeda, ya que pasa por un proceso de post-fermentación controlada, con una humedad superior a la de los demás tés. Este proceso puede durar de un año hasta un siglo, añadiéndole valor a medida que envejece. Su infusión tiene un color rojizo rubí profundo y, contrario a otros tés, necesita menos tiempo en el agua, pues que suelta muy rápido.